• 29 septiembre, 2022 4:19 am

En Perijá a falta de asfalto el cemento es el aliado vial

Califica Estopost

Ely Ramón Atencio, alcalde de Rosario de Perijá, dijo que “cuatro mil sacos de cemento, 24 empleos sorteados y treinta rollos de acero” permitirán devolverle la tranquilidad a la gente del sector San Andrés, donde sufrían demasiado en periodos de lluvia

Dura, durísima, como la
piedra misma que el Creador colocó en la Sierra de Perijá será la superficie vial del sector San Andrés de la Villa del Rosario, donde la Alcaldía le pone punto final al dolor de cabeza de los vecinos afectados en períodos de lluvia por un desnivel físico y la desaparición del asfalto arrasado por efectos del gran caudal causado por el agua que cae del cielo.

Caras sonrientes y alegres de los residentes de la avenida 19 de San Andrés, encontró a su llegada el alcalde Ely Ramón Atencio donde explicó al periodista que los trabajos consisten en la “construcción de 230 metros lineales de concreto vaciado que garantizarán una buena vialidad, no solo a este sector tan populoso, sino que el impacto social puede alcanzar a no menos de 20 mil habitantes de los sectores Venezuela, San José, Corito y San Andrés”.

Reveló el alcalde Ely Ramòn Atencio que esta obra es posible por el desembolso de recursos provenientes del Fondo de Compensación Interterritorial por un monto de 703 mil 200 bolívares, cercano a 90 mil dólares al cambio, que a su juicio “es otra obra, sin incluir la social, que tenemos para el beneficio de nuestra gente. Hemos adquirido unos cuatro mil sacos de cemento, sorteados unos 24 empleos directos y treinta rollos de acero por cuanto esta vía tiene unos 15 centímetros de espesor que permitirá el acceso a estas importantes comunidades de la parroquia El Rosario”.

Maquinaria especial comenzó a remover lo que existía de la avenida 19, donde el sorteo de 24 empleos favorece a vecinos incorporados a esta tarea de la recuperación vial de San Andrés.

El uso de cemento y maya, muy resistente al agua, según explicó se “establece en esta zona porque, primero, las pendientes del sector vecino Venezuela hacía esta calle 19 de San Andrés, que es la que las divide, está muy alta hasta un metro y la pendiente permite que las aguas de lluvia bajen con mucha fuerza y rompan el asfalto, pero además también está haciéndose con concreto por cuanto no hay líquido RC2. Nos han dicho a nivel de PDVSA que en lo que resta del año tampoco lo va a haber.

“Tenemos”, dijo, “una emergencia de tantas calles en abandono en La Villa del Rosario debido a la falta de mantenimiento durante doce años de la gestión anterior. Casi un colapso de la vialidad interna, interurbana y agrícola. Nosotros que estamos claros de esta realidad, hemos comenzado por hacer este tipo de vías vaciadas en concreto y unos bacheos que vamos a hacer también para la recuperación de varias calles y avenidas con vaciados de cemento”.

Nota de Prensa
José Aranguibel Carrasco